Drenaje linfático manual en Barcelona. Consideraciones.

publicado en: Domicilio, Drenaje linfatico, Fisioterapia | 0

Drenaje linfático manual en Barcelona:

Para la realización del drenaje linfático manual en Barcelona es imprescindible conocer las principales vías de evacuación del sistema linfático para poder dirigir la linfa correctamente. Existen diferentes derivaciones en EESS y EEII, es importante saber que la extremidad superior, parte del tronco hasta el diafragma, parte del cráneo y cara derecha van a derivar al conducto derecho (conducto linfático). El resto de cuerpo al conducto izquierdo (conducto torácico).

Existen “dos sistemas linfáticos” delimitados por la fascia muscular, el superficial, que es el más importante, y el profundo. El superficial y el profundo se unen entre sí a través de anastomosis perforantes, y las anastomosis comunicantes unen el superficial entre si y el profundo entre sí. Las anastomosis son importantes ya que permiten la derivación linfática.

 

Consideraciones del drenaje linfático:

Para hacer un drenaje linfático manual se deben tener en cuenta una serie de consideraciones para realizarlo correctamente. En primer lugar las maniobras deben ser lentas, hay que estirar la piel, nunca hacer una presión fuerte y las maniobras se han de repetir varias veces para rellenar el vaso. Hay diferencias entre el masaje convencional (terapéutico, relajante…) y el drenaje linfático manual, en el drenaje la presión que se ejerce sobre la piel es menor, nunca se deberá sentir sensación de dolor, será un masaje muy lento, no se usan medios lubricantes como cremas o aceites, en su lugar se podría usar talco para dejar la piel más seca, el efecto creado será sedante y nunca se producirá enrojecimiento de la piel.

Para realizar un drenaje linfático manual se evitara crear dolor, enrojecer la piel y hacer manipulaciones y presiones intensas ya que se creara un efecto no deseado como espasmos reactivos, que producirán el cierre de los angiomas linfáticos y roturas de los filamentos del tejido conjuntivo y capilares linfáticos.

Se deben seguir una serie de normas generales básicas a la hora de hacer un drenaje linfático manual como, crear un ambiente tranquilo en la terapia, elevar ligeramente la zona que se va a drenar, quitar todas las prendas que ejerzan presión y opriman la zona, no utilizar cremas ni otros productos lubricantes ni que ayuden a deslizar, el fisioterapeuta realizara un movimiento corporal en forma de oleaje, con los hombros y la espalda relajados, el paciente debe percibir las manipulaciones del drenaje linfático manual como algo agradable, no doloroso ni molesto, y tendrá una respiración lenta y profunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *