Drenaje linfático manual en EEII

publicado en: Domicilio, Drenaje linfatico | 0

En clínica la mayoría de alteraciones en el sistema linfático se encuentran en las extremidades inferiores. Excepto en los casos en los que exista una alteración o extirpación de algún ganglio en otras zonas del cuerpo. En este artículo se detallará de forma clara un procedimiento correcto para realizar un tratamiento de drenaje linfático manual en las piernas.

Posición para el drenaje linfático manual:

EL paciente se colocara en la camilla en decúbito supino en una posición cómoda y confortable. Se podrá colocar algún tipo de soporte de gomaespuma, un cojín… Para apoyar la extremidad que se vaya a trabajar. Antes de iniciar las maniobras de drenaje linfático manual se harán una serie de movimientos activo-asistidos en la extremidad a tratar. Como flexiones y extensiones, movimientos de eversión e inversión, circulares…

drenaje linfático en barcelona
Drenaje linfático manual a domicilio en Barcelona

Maniobra de drenaje linfático manual:

En primer lugar se harán las aspiraciones de los ganglios. Por orden: iliacos, inguinocrurales (superiores y profundos) y los femorales profundos. (primero la zona inguinal inferior, segundo la zona media y en tercer lugar la zona superior).

Muslo:

Para el drenaje linfático del muslo, lo dividiremos en tres partes. En la parte interna se colocara una mano en el nivel interno del muslo y se harán maniobras de llamada hasta la rodilla. A la vuelta, una vez reabsorbido el edema, se hará lo mismo pero desde la rodilla hasta la ingle. En la parte externa, se colocará la mano en la parte superior externa del muslo y se harán maniobras de llamada hasta la rodilla. A la vuelta se hará lo mismo pero en sentido contrario. Para la parte anterior del muslo, se harán maniobras de llamada hasta la rodilla. A la vuelta compresiones hasta la parte superior del muslo. En todas las zonas, se colocaran las manos formando un brazalete para abarcar la mayor zona posible, incidiendo más en la parte que se trata.

Rodilla:

En la rodilla, se procederá a la aspiración de los ganglios poplíteos. Presionando con los pulgares hacia arriba. Se estimulará desde el hueco poplíteo hasta llegar a la rótula, primero el lado interno y después el externo.

Pierna:

Para el drenaje linfático de la pierna, se procederá a aspirar los ganglios tibiales anteriores. Una vez hecho se realizarán maniobras de llamada en la parte interna de la pierna desde la rodilla hasta el tobillo. A la vuelta, una vez reabsorbido el edema, desde el tobillo hasta los ganglios poplíteos. Seguidamente se hará la parte externa de la pierna, haciendo maniobras de llamada desde la rodilla hasta el maléolo externo. Y al revés, una vez hecha la reabsorción del edema. Para realizar el drenaje linfático de la pierna, se colocara la extremidad en flexión de unos 30º de rodilla y las manos haciendo un brazalete. Abarcando la mayor zona posible e incidiendo en la zona que se quiere tratar.

Pie:

El drenaje linfático en el pie seguirá un orden. Primero se harán las llamadas en zona metatarsiana y después en los dedos, uno por uno, con los dedos índice y pulgar del fisioterapeuta. Una vez hechas las llamadas, se reabsorberá el edema, esté donde esté. Se harán las maniobras de llamadas ascendentes en el orden inverso, primero en los dedos, uno a uno, para continuar con la zona metatarsiana.

Finalización del drenaje linfático manual:

Una vez hecho el drenaje, con las técnicas de estimulación, llamada y reabsorción en la zona del edema. Se procederá a ascender la linfa haciendo maniobras de llamada con las manos en brazalete. Dirigiendo la linfa hasta el hueco poplíteo, la parte interna del muslo y hasta los ganglios inguinales.

Tanto al inicio del drenaje linfático manual como al finalizar se estimularan por orden, los ganglios claviculares, torácicos y abdominales, bombeos en la cisterna de Pecquet, drenaje en la pared abdominal y aspiraciones de los ganglios inguinales. Al finalizar el drenaje de la extremidad, se procederá de igual forma pero en sentido contrario.

Para mejorar el tratamiento, al finalizar el drenaje linfático manual se puede envolver la pierna durante 20 o 30 minutos. Con arcilla, algas marinas, extracto de árnica, limón, ciprés, geranio, menta…

Recomendaciones para mejorar drenaje linfático manual:

Al paciente se le pueden aconsejar una serie de pautas a seguir para mejorar el estado y mantener lo mejor posible lo conseguido mediante el drenaje linfático manual. Como, realizar cada día unos 30 minutos de ejercicio físico moderado (andar, bicicleta estática, movimientos activos…), mantener una alimentación equilibrada, colocar la pierna en alto cada noche durante una hora antes de ir a dormir, aplicar crema hidratante en la zona afectada y estimular los ganglios linfáticos de cara, cuello, nuca, tórax, axilas, ingles, zona lumbar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *