Tratamiento de bronquitis infantil con fisioterapia respiratoria en bebés

publicado en: Domicilio, Fisioterapia, pediatria, Respiratoria | 0

Fisioterapia respiratoria en bebés:

 

La fisioterapia respiratoria en bebés es un tratamiento de fisioterapia muy útil cuando nuestro hijo o hija tiene algún problema respiratorio.

Podemos hacer este tratamiento con diversas patologías, pero una en la que más se utiliza es en la bronquitis y la bronquiolitis infantil, ya que ayuda a eliminar el exceso de mucosidad y facilita la ventilación de los pulmones.

Es muy habitual, encontrar bebés y niños que entre el nacimiento y los 3 años sufran episodios de bronquitis y/o bronquiolitis de forma recurrente. Normalmente lo primero que debemos hacer es acudir al pediatra para que recomiende el tratamiento más adecuado, o acudir al centro de urgencias más cercano, si el episodio lo requiere.

Tratamiento médico:

Normalmente el tratamiento médico consistirá en inhaladores y estilsona. Pero si queremos que nuestro hijo no necesite la administración de tantos fármacos debemos probar con la fisioterapia respiratoria en bebés.
Cuando aparezcan los primeros síntomas de resfriado y mucosidad acudiremos a nuestro fisioterapeuta de confianza o podemos hacer uso del servicio de fisioterapia a domicilio.

 

Tratamiento de fisioterapia:

El tratamiento consiste en una serie de técnicas manuales que consiguen forzar la respiración del bebé con el objetivo de hacer subir la mucosidad y expulsarla, pudiendo escupirla o, en algunos casos, tragarla. Sea cual sea el caso el objetivo es eliminarlo del pulmón.

Durante el tratamiento los padres estarán al lado para poder consolarlo de vez en cuando, ya que durante las sesiones de fisioterapia respiratoria en bebés suelen estar llorando constantemente.

No hará falta eliminar una gran cantidad, cuando deje de expulsar, se interrumpirá el tratamiento y se seguirá en siguientes sesiones, si fueran necesarias. El tratamiento, pese a ser inofensivo, puede ser bastante traumático para el bebé o niño, ya que pasará todo el tiempo llorando, intentaremos no causar más trauma del necesario y pararemos siempre que sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *