Funciones de la fisioterapia

publicado en: Domicilio, Fisioterapia, Rehabilitación | 0

Funciones de la fisioterapia

 

La fisioterapia es una parte importante en el proceso de curación y rehabilitación de ciertas lesiones. Existe un gran desconocimiento de la función del fisioterapeuta y como puede ayudar a curar y rehabilitar ciertas patologías. La mayoría conoce la fisioterapia por los centros de rehabilitación de hospitales y mutuas, donde los envían para rehabilitar, sobretodo, patologías del aparato locomotor, como fracturas, luxaciones, tendinitis, dolores de espalda…

 

Fisioterapeuta en Barcelona a domicilio
Fisioterapeuta a domicilio en Barcelona

En realidad el fisioterapeuta puede ayudar en muchas otras lesiones, como, nerviosas, respiratorias, cardiacas, tensiones musculares, en el deporte…

En el deporte el fisioterapeuta se encarga tanto de la prevención, la preparación del deportista al ejercicio que va a realizar, como del tratamiento de las lesiones producidas durante la práctica, calambres, roturas musculares, sobrecargas, distensiones, esguinces…

En las patologías respiratorias, el fisioterapeuta puede ayudar al afectado a mejorar su capacidad respiratoria, a eliminar secreciones y mejorar la resistencia frente al ejercicio físico. Entre las patologías más tratadas están, EPOC, bronquitis, asma, enfisema, fibrosis quística…

En cardiología, tanto en infartos, anginas, arritmias y en operaciones de tórax, puede ayudar a recuperar el estado físico perdido por la afectación del corazón y a mejorar el estado de salud, tanto físico como mental.

En el tratamiento de las lesiones neurológicas como, infarto cerebral, embolia, parálisis, hemiplejia, párkinson, alzhéimer… el fisioterapeuta puede ayudar a recuperar el potencial físico perdido y a mantener a la persona con la capacidad suficiente para afrontar las actividades de la vida diaria, ya que suelen ser lesiones que sin mantenimiento ni esfuerzo continuo tienden a incapacitar a la persona afecta.

Un ámbito importante de la fisioterapia, es la fisioterapia domiciliaria, ya que ayuda a las personas con cualquier patología invalidante a afrontar la discapacidad y volver a realizar una vida lo más normal posible dentro de la sociedad. Suelen verse afectados, sobretodo, personas mayores con fracturas, embolias, enfermedades mentales o por descuido en su actividad física diaria y que pierden total o parcialmente la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria. En general se puede beneficiar de este tipo de tratamiento cualquier persona que por enfermedad o descuido haya perdido o tenga dificultades para desplazarse a un centro de rehabilitación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *