Fisioterapia a domicilio en personas mayores

La fisioterapia a domicilio en personas mayores puede ayudar a mejorar la calidad de vida de aquellas que la han perdido.

Con el paso de los años y el aumento de la esperanza de vida, es cada vez más habitual encontrar personas de edad avanzada con alguna dificultad para realizar las AVD (actividades de la vida diaria) de forma autónoma. Puede deberse a una patología relacionada o causado por una inactividad prolongada.

Podemos encontrar personas que han sufrido una intervención quirúrgica y no se han recuperado correctamente, ingresos hospitalarios largos que han hecho perder el tono muscular o personas que con el paso del tiempo han visto como su condición física disminuía.

Sea cual sea el caso que nos encontremos, podemos ayudar a estas personas a mejorar considerablemente su condición de vida.

Fisioterapeuta en Barcelona a domicilio
Fisioterapia a domicilio en personas mayores

Tratamiento de fisioterapia a domicilio:

Lo primero que debemos tener en cuenta, como fisioterapeuta a domicilio, es el miedo. Miedo a caer, a no poder andar, a marearse… normalmente ocasionado por una caída anterior o por una mala experiencia. El miedo puede limitar más que el propio problema, seguramente tendremos más trabajo en quitar ese miedo que en la rehabilitación en sí. Trabajaremos siempre en un clima agradable y de estimulación continua, dando seguridad en todo momento y sin producir situaciones de extrema dificultad.

Otro aspecto importante es la valoración del problema, conocer la situación anterior de esa persona y que objetivos se marca, que quiere conseguir con el tratamiento de fisioterapia, no queremos preparar a la persona para hacer una maratón, solo intentaremos que pueda recuperar una vida totalmente normal.

Partiendo de todo lo anterior iniciaremos el tratamiento, adecuándolo a la persona. Normalmente se basará en potenciar la musculatura con ejercicios en cama, sentados o de pie, enseñar a realizar las transferencias básicas, mejorar el equilibrio y progresivamente iniciar la marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *