Tratamiento para el Parkinson

Qué es el Parkinson

El Parkinson es una enfermedad crónica degenerativa del sistema nervioso que produce movimientos lentos, rigidez, temblor y pérdida del control postural.

También puede producir alteraciones cognitivas, depresión, dolor y alteraciones del sistema nervioso autónomo.

Síntomas

Cada paciente puede desencadenar una u otra sintomatología, en función de la afectación y el grado en el que esté de la enfermedad, a grandes rasgos, podemos diferenciar síntomas motores y no motores:

Alteraciones motoras:

  • Movimientos lentos.
  • Problemas en la motricidad fina.
  • Exceso de salivación.
  • Temblores en reposo.
  • Rigidez muscular.
  • Alteración e inestabilidad postural.

Alteraciones no motoras:

  • Apatía.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Alteraciones del sueño.
  • Dolor y alteraciones sensoriales.
  • Alteraciones cognitivas.

Valoración del paciente:

Como fisioterapeutas, la valoración más importante será la física.

Para establecer una correcta valoración nos centraremos en observar diferentes parámetros.

Valoración muscular, en el que se establecerá el tono, la contracción y la resistencia muscular.

Balance articular, para comprobar la movilidad articular y ver posibles limitaciones en las distintas articulaciones.

Valoración de la capacidad de desempeñar sus Actividades de la vida diaria (AVD) como: andar, sentarse, estirarse en la cama, ducharse…

También será importante analizar su capacidad cognitiva y comprobar el grado de colaboración que presentará ante los ejercicios.

Tratamiento de fisioterapia

Antes de iniciar el tratamiento de fisioterapia deberemos hacer una valoración inicial para ver el estado del paciente.

Como hemos dicho, cada caso será diferente y nos centraremos en mejorar las facultades perdidas y en evitar o retrasar la aparición de nuevas lesiones.

A grandes rasgos, un tratamiento de fisioterapia podrá incluir:

  • Tonificación muscular.
  • Estiramientos de los grupos musculares acortados o con tendencia a hacerlo.
  • Educar para disociar cabeza y tronco, cintura escapular y pelvis.
  • Mejorar coordinación entre extremidades superiores e inferiores.
  • Reeducar el movimiento selectivo de la cintura pélvica.

Si necesitas ayuda para tratar algún familiar con Parkinson, en una fase inicial o avanzada, contacta con nosotros, uno de nuestros fisioterapeutas a domicilio hará una valoración y pautará el tratamiento más adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Te ayudamos?
Hola!
Si necesitas más información o quieres reservar visita abre el chat y te ayudamos.